1
Posted junio 18, 2013 by Info Automóviles in Automóviles
 
 

Que dispositivos pueden agregarse al auto para proteger a los niños


Baby in Car Seat

Uno de los principales aspectos que tomamos en cuenta cuando conducimos es la seguridad en el interior de coche. Cuánto más cuando vamos con niños como compañía. Las normas de tráfico se están volviendo muy exigentes en este sentido, y exigen que las medidas de seguridad infantil aumenten cada vez más.

 

Y es que está comprobado que los niños, si van bien sujetos al coche, sufren un daño mucho menor en caso de percances. Ya no estamos hablando de accidentes graves, sino simples choques frontales o derrapamientos o incluso frenazos. Tengamos en cuenta que el bajo peso de un niño provocará que éste salga despedido a la mínima presión. Un pequeño impacto puede incluso acabar con la vida del menor.

La legislación española, por ejemplo, exige que en caso de que un niño menor de 12 años viaje en asiento delantero —cosa que es preferible que no suceda—, debe ir en un dispositivo homologado. Si, por el contrario, viaja detrás, podrá usar estos dispositivos o, en su defecto, el cinturón de seguridad.

Niños seguros, viajes felices

Existen varios dispositivos pensados para garantizar la seguridad infantil. Aunque ciertamente, no esperemos encontrar en ninguno de ellos una información extra sobre su homologación o no, y es que la legislación española apenas marca pautas que deban cumplir estos sistemas de protección.

De entre los modelos más seguros, especialmente para los bebés, encontramos el anclaje Isofix. Y es que este sistema va atornillado al asiento del vehículo, por lo que impide cualquier vuelco de la sillita del bebé. Además, es muy fácil de montar, cosa que agrada bastante a esos padres poco mañosos. Sin embargo, tanta maravilla no podía ser perfecta, y no nos referimos al precio, sino a que cada modelo de vehículo necesita contar con un anclaje Isofix particular, y tampoco hay demasiados modelos homologados.

No obstante, las normas marcan unas pautas aconsejables como son que los niños que pesen menos de 10 kilos viajen en capazos, anclados en los cinturones de seguridad de los asientos traseros.

También se permite, hasta los 13 kilos de peso, viajar en un portabebés que lleva arneses para el bebé que se fijan también al cinturón de seguridad. En niños más mayores, de entre 9 y 18 kilos, deben viajar con arneses de seguridad bien sujetos. Hasta los 36 kilos y los 130 centímetros de estatura, no obstante, son recomendables los sistemas elevadores con respaldo. Más mayor el niño, se elimina el respaldo. En todo caso, el cinturón de seguridad es vital.