0
Posted junio 10, 2013 by Info Automóviles in Automóviles
 
 

Las consecuencias de andar en un auto desalineado


Las consecuencias de andar en un auto desalineado

Mucha gente no es consciente del problema que supone para nuestra salud y para nuestra seguridad el hecho de andar con zapatos que no concuerda con una talla propia a nuestro pie. Dolores, caídas, pies que se deformen y hasta espalda que duele encorvando nuestro cuerpo son las consecuencias y los síntoma que, a veces, detectamos cuando ya es demasiado tarde. Similar es lo que sucede con nuestro vehículo.

 

En ocasiones nuestro auto tiene sus ruedas desalineadas y no somos capaces de darnos cuenta. Todos sabemos lo importante que es tener nuestro vehículo en perfectas condiciones para evitar accidente, y es que la conducción en modo alguno es un juego, y en plena carretera no se permiten fallos. Nuestra vida y la de los demás pueden ponerse en peligro si no prestamos atención a temas como la alineación y el balanceo de los neumáticos.

Detectar problemas de alineación y balanceo

Es fundamental realizar una conducción pausada por una dirección en línea recta y con un manejo suave para comprobar si el vehículo sigue la trayectoria sin dar muestras de desvío. Iremos cambiando la marcha y el ritmo para examinar el correcto funcionamiento del coche. En ningún momento tu auto debería desviarse de una línea recta.

Si por casualidad el auto se desvía, atiende a que tenga bien infladas las cubiertas. Vigila que no se produzca ningún balanceo injustificado. Otro de los motivos de un auto de la alineación defectuosa pueden ser los casquillos de la suspensión que estén gastados.

Las consecuencias de un auto desalineado no son tontería. De entrada, tus neumáticos se desgastarán a mayor ritmo que un coche alineado. Además de que te costará mucho más dominar el volante. Lo normal es que, a una velocidad moderada, en el trayecto por la ciudad, la suspensión sea suave y cómoda. Por la carretera es más frecuente que un auto comience a vibrar. Sin embargo, no consideres que se trata de algo normal, pues en cualquier caso, hay que revisarlo.

Presta especial cuidado en revisar tu vehículo tras haber sufrido un accidente, por pequeño que éste haya sido.