0
Posted julio 2, 2013 by Info Automóviles in Automóviles
 
 

La historia del circuito de Silverstone


La historia del circuito de Silverstone

Si eres amante de las carreras de autos seguro que conoces el circuito de Silverstone. Y si no lo conoces, ya es hora de correguir eso, ¿no crees? Te explicamos su historia para que puedas presumir con tus amigos de lo gran aficionado que eres a las carreras de autos pero además, de lo puesto que estás en el tema. Porque no eres un aficionado más. Demuestra lo que sabes, que no se diga que los jóvenes de hoy son unos analfabetos de la historia.

 

La existencia del circuito de Silverstone se remonta nada menos que a la Segunda Guerra Mundial. En este tiempo, si bien todavía no estaba de moda la fórmula 1, sí que este sitio ya gozaba de la experiencia de recibir a los vehículos más interesantes. y de la presencia internacional. En este caso, los aviones que aterrizaban en su suelo. Fue en 1947 cuando estas pistas de aterrizaje se vieron como el lugar ideal para celebrar carreras. Es un circuito a caballo entre dos condados del Reino Unido, Northamptonshire y Bukinghamshire.

Se trata sin duda de unos de los lugares más célebres de Reino Unido y es que pocos circuitos le superan en premios. El Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1, los 1.000 km de Silverstone del Campeonato Mundial de Resistencia, así como el Gran Premio de Gran Bretaña de Motociclismo o el Campeonato Mundial de Motociclismo son algunas de las pruebas que el UK ha tenido el privilegio de vivir bien de cerca, en su propia tierra, valiéndole así la medalla de considerarse uno de los circuitos más prestigiosos de Europa.

El primero de estos premios antes nombrados, el Gran Premio de Gran Bretaña, llegó a UK en el año 1948 recién inaugurada la pista. En cuestión de unos 40 años, consiguió quedarse en exclusiva su celebración siendo la sede permanente de este campeonato desde 1987. También fue aquí donde se jugó el primer Gran Premio donde las carreras de Fórmula 1 llevarían puntos de clasificación, esto fue en 1950 que constituye por ello otra fecha histórica con Silverstone como protagonista anfitrión.

Con tantos premios y galantería, no es de extrañar que corredores y aficionados estén deseando pisar este singular terreno de Reino Unido, tanto que siempre que la ocasión se presenta, el circuito de Silverstone se constituye como sede de diversos campeonatos internacionales.