0
Posted junio 28, 2013 by Info Automóviles in Automóviles
 
 

Grandes coleccionistas latinoamericanos de autos de Lujo


Grandes coleccionistas latinoamericanos de autos de Lujo

¿Quién no ha soñado alguna vez con conducir un porsche o un ferrari? Yo sí, y apuesto a que tú también. Y tu amigo, y tu hermano, y tu vecino. Sin embargo hay gente que no necesita soñarlo, porque tienen el auto de sus sueños y más en la vida real. Si para muchos de nosotros el auto es un artículo de primera necesidad a la vez que un lujo y destinamos parte de nuestro sueldo a mimarlo cuanto podemos o, al menos, procurarle un buen mantenimiento, hay otros afortunados que se toman eso del lujo al pie de la letra. Y no escatiman en gastos si tienen que comprar un auto, o dos, o tres. Y ya que nos ponemos, ¿qué tal una colección entera? Unos coleccionan cromos o monedas. Otros coleccionan autos de lujo.

 

Sé que mirando lista que te voy a citar se te va a hacer agua la boca, y con razón. La vida no es siempre es justa, pero ni modo, así es. Si echamos un vistazo a los grandes coleccionistas de autos de lujo encontramos entre ellos a los grandes líderes de los gobiernos dictatoriales de la historia. Es el caso del diriguente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang. Varios porsches, ferraris y otros vehículos deportivos le fueron embargados por las autoridades francesas en París. También Gadafi amaba los coches de lujo hasta el punto de gastarse dos millones de euros en que le diseñasen el coche más rápido y lujoso del mundo. El prodigio se llamó “cohete”, dando sentido a su aspecto futurista.

Los coleccionistas latinoamericanos

En cuanto a los latinoamericanos, sí han habido personalidades conocidas por su afición a los autos de marca. Un dictador, en este caso el líder dominicano Rafael Leónidas Trujillo, fuevíctima de esta fiebre coleccionista. Hasta el punto de que tuvo sus autos expuestos como joyas de lujo en un hotel. Sus favoritos los cadillacs y los Jeep willys.

Sin embargo, Trujillo palidece frente a la familia argentina Pérez Companc. Gregorio, el patriarca de la familia, llegó a pagar la friolera cifra de 650.000 dólares por poseer el último modelo de Ferrari. El modelo sin duda lo merecía, un descapotable rojo brillante de dos plazas que se ha ganado el calificativo de uno de los autos más caros de la historia. No obstante, todo es poco para el empresario más rico de Argentina.

En realidad, la familia Pérez Companc ha invertido mucho más dinero en autos. Luis, piloto de rally, es dueño de un monoplaza de Fórmula 1 con un valor de 10 millones de dólares. Mientras, Gregorio también es dueño de un Ferrari Testa Rossa de 1962, auto con el que Phil Hill ganó las 24 horas de Le Mans.