0
Posted agosto 6, 2013 by Info Automóviles in Automóviles
 
 

El Bugatti Veyron

El Bugatti Veyron
El Bugatti Veyron

Aunque Guiness decidió quitarle el record obtenido en 2010, se sigue considerando a este deportivo como el auto de producción más veloz del planeta.

Un logro de la ingeniería automotriz

El modelo 2013 del Bugatti Veyron Super Sport es el nuevo estadio en la evolución de este auto de lujo ultra deportivo que está en el mercado desde 2005.

 

Su diseño cuenta con innovaciones que potencian su línea aerodinámica, favoreciendo la fantástica aceleración que lo caracteriza: 0 a 100 kilómetros por hora en 2,6 segundos.

El parachoques tiene un spoiler delantero, muy fino, que permite derivar el aire hacia las laterales. Dos conductos NACA envían aire hacia el propulsor, produciéndose así la necesaria refrigeración del motor de 16 cilindros del Bugatti Veyron Super Sport. Éstos son complementados por entradas de aire laterales y en el techo.

El spoiler aerofreno trasero es igual al de ediciones anteriores, de gran tamaño, aunque la parte posterior del vehículo presenta un leve cambio con intenciones más bien estéticas.

El motor de 16 cilindros quad – turbo tiene una potencia de 1.200 C.V, que permite al Veyron alcanzar los 430 kilómetros por hora. Cifras impresionantes que hacen de este Bugatti un verdadero hito en la historia de la ingeniería automotriz.

Un récord Guiness cuestionado

En el año 2010 el Bugatti Veyron consiguió el récord de velocidad máxima en un auto de producción. Pero en abril pasado Guiness le quitó el registro oficial de dicha marca al descubrirse que durante prueba llevaba el controlador de velocidad desactivado. Las reglas establecen que el auto debe correr en las mismas condiciones en que se comercializa.

Ante esto, las fuentes de Bugatti han señalado que, no obstante lamentar dicha pérdida, este deportivo de lujo sigue siendo el más veloz del mundo. Además, indicaron que la gente de Guiness presente en la prueba estaba al tanto de la desactivación del controlador de velocidad y que no efectuaron reparos en dicho momento.

De todas formas, el controlador activado fija un umbral de 415 kilómetros por hora en el Bugatti Veyron, superior al récord anterior, ahora recuperado por el SSC Ultimate Aero TT, que sólo llegaba a los 412 kilómetros por hora. Como sea en Bugatti enfatizan que el “Veyron Super Sport es mucho más que un simple récord mundial”.

Más allá del reconocimiento oficial, es innegable que sus características únicas lo sitúan en un lugar de primer orden entre los autos deportivos de lujo en el mercado actual.