0
Posted diciembre 11, 2013 by Info Automóviles in Mecánica
 
 

¿Cada cuánto conviene cambiar las bujías?

Las bujías son el elemento central del sistema eléctrico del automóvil, permitiéndo transmitir la chispa que enciende la mezcla de aire-gasolina y que así se lleve a cabo el ciclo que permite el movimiento. Las bujías son una pieza que permite el paso de la corriente entre dos terminales aisladas las cuales están separadas una distancia que permite el paso de la corriente entre ellas y esto provoca que se genere una descarga de arco.

La chispa generada por esta decarga enciende la mezcla provocando la expansión lo que ocasiona el desplazamiento del cilindro y este movimiento se trnsmite al árbol de levas y posteriormente, vía la transmisión a el eje motor y a las llantas.

 

Criterios para cambiar bujías

En general, cualquier fallo en las bujías provoca que la marcha del auto, no sea suave, o éste no encienda. Por lo que es importante mantener las bujías limpias, calibradas y de vez en cuando reemplazarlas, esto en forma de mantenimiento preventivo, ya que de lo contrario el auto puede fallar.

Existen diferentes criterios para saber cuando cambiar las bujías de un auto, esta labor es sencilla y en media hora podemos tenerla terminada nosotros mismos, sin necesidad de recurrir a un mecánico.

El primer criterio, es el manual de operación del auto, estos manuales varían por vehículo, pero en general, la media son entre 70,000 y 100,000 kilómetros. El segundo criterio, es si acabamos de comprar un auto de segunda mano, siempre conviene revisar las bujías, y si alguna se ve dañada, reemplazarla.

Para saber si una bujía está dañada, debemos observar que el cuerpo cerámico esté limpio y libre de marcas de quemaduras, lo siguiente es revisar que las terminales estén libres de óxido y completas, pues las frecuentes descargas pueden hacer que se desprenda material de la terminal.

Otros criterios para cambiar bujías

Otro criterio es la revisión cada 30,000 kilómetros, en esta revisión, se analizan con sensores la proporción de combustible no quemado que se emite por el escape. Si existe demasiado combustible no quemado, tal vez sea tiempo de cambiar las bujías, ya que esto permite que se necesite un voltaje menor para provocar la chispa, y la combustión es mas eficiente.